ERRADICADAS

La gripe H1N1 (conocida comúnmente Gripe A) fue una pandemia que aterrorizó al mundo en 2009. 19.000 personas perdieron la vida a causa de esta infección, que en 14 meses tocó a su fin.

Hoy en 2016, nadie se acordará de esta pandemia, aunque llamarlo así es algo exagerado cuando “solo” a acabó con la vida de 19.000 personas en todo el mundo. Para ejemplarizar esto, me basare en el dato de que en 1945 murieron más de 250.000 en la famosa bomba lanzada en Hiroshima (y aún sigue padeciendo gente) y Estados Unidos no a sufrido hasta la fecha ninguna represalia de ninguna forma, por lo que la Gripe A queda como una negra mota en nuestra historia.

Entonces, ¿Por qué se formo este revuelo? Viéndolo desde el punto de vista actual la situación carece de sensatez humana. Si nos ponemos en el caso de España (por poner un ejemplo), hubieran dejado que más del 60% de la población hubiera padecido en esta enfermedad, ya que solo se compraron 13 Millones de Vacunas. Si era tan mortífero, ¿Por qué tan pocas?

Su alto precio es la razón de esta forma de abandono a la población en una sociedad más preocupada por sus ingentes cantidades económicas que por su salud, quizás en eso fallemos la mayoría. Una dosis de la vacuna tenía un precio de 7€ y el gobierno decidió gastarse una cantidad cercana a los 91 Millones de euros, algo tan patético, como que 4 meses después de la eliminación del virus se destruyeron 6 millones de vacunas, causando así una gran bajada economía en las mermadas arcas española de más de 40 Millones. ¿Cómo sabían que la “pandemia” había sido abolida en tan poco lapso de tiempo?

Más de 5 años después, parece que encontrarle una respuesta lógica a este fugaz y mortífero virus parece impensable. Los únicos que han ganado con esto son las farmacias, otra vez, más preocupadas de sus cochambrosos negocios que del fin que supuestamente defienden.

Lo mejor de todo, es que las farmacias siempre ganan y parece que desde los medios y gobiernos no se dude de su efectividad. Si en España se pierden más de 90 millones, en el caso del Ébola se intenta, mediante el mismo método, paliar la enfermedad y curiosamente, se trata prácticamente en el mismo tiempo que la Gripe A (2 años) desapareciendo así de nuestro mundo.

Todo esto parece fruto de la casualidad más rocambolesca y del buen hacer de médicos y laboratorios cualificados para su escabroso fin, o al menos eso nos han hecho creer con su tortuosa vehemencia. Curiosamente, la Peste Negra (que data del siglo XIV) aún genera victimas, mientras las dos mencionadas anteriormente ya han sido “erradicadas”. ¿Cómo es esto posible? ¿No generan los mismos beneficios las enfermedades? ¿Somos sanadores clasitas?

Un Saludo

Ragnarok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s