¡VÓTALES!

Hoy España se enfrenta de nuevo a la llamada de las urnas. Jamás, en la “democracia” actual del país  se ha dado la situación que acaecen estas elecciones y eso es algo que el sistema no puede tolerar. El sistema quiere seguir con su mecanismo capitalista y tú voto es lo más importante para su consecución.

No te metas conmigo por no votar, pues yo sólo he tomado esa decisión.  He leído, me he informado y he sido acorde a mis pensamientos, en los cuales votar no tiene cavidad. Es fácil, echar la culpa de todo al que no vota, según dicen somos los que paramos el cambio del país, los que sembramos la discordia en un sistema funcional pero gobernado por “inútiles”. Mucha gente además apoya la votación con la sencilla frase del “si no votas, no te puedes quejar”. Una frase que refleja lo simple que es la sociedad actual, en el que sin esforzar su argumentación ya cree que debes ser convencido de pensar como ellos.

Siempre que se presentan este tipo de personas suelo esbozar una sonrisa, pues mi integridad como persona y hacía mis ideales son más importantes que el mantener a un sistema que no da de comer al hambriento, de beber al sediento, ni cura al herido. Es más, sí puedo quejarme, y con más razón que tú. Tú sí que no puedes quejarte, tú has votado, le has dado el poder de hacer con el país lo que quiera, ya que no hay ninguna ley que impida mentir en los panfletos electorales. Aunque no salga el que tú has votado, da igual, eres cómplice de esta barbarie, permites que el sistema crea que la gente está contenta con poder expresar cada 4 años su opinión a través de una papeleta con los nombres de los partidos políticos.

Vótales, pero dime, ¿Alguna vez ha cambiado algo? ¿Cuántas veces ha sido oída tú voz en todos los años que has hecho efectiva tu papeleta en la urna? No me discutas a mi por pensar diferente a ti, discute a los que se supone que has elegido para llevar a cabo unas reformas positivas hacía tú situación. Discute con ellos, no conmigo, no con los NO votantes.

Rebélate y enfádate con ellos pues son los causantes de tu mal, de tu pobreza, de tu precaria situación educativa y sanitaria. De que tengas que vivir con 600€ mensuales mientras ellos se llevan cientos de millones a paraísos fiscales.  No te rebeles con el no votante, tú vótales. El no votante sabe lo que quiere y no es precisamente esto.

Articulo 128 Constitución Española: “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.”

No queremos una monarquía representativa parlamentaría en la cual, la voz del pueblo queda lastrada a un plano oscuro y distante. No queremos partidos políticos, ya que los cambios deberían ser acordes a los deseos de la gente y no a los colores “englobadores” de una serie de personas que te dan por un lado y te quitan por otro.

Vótales, pero recuerda, no vives en democracia. En una democracia los cargos (algo parecido a los escaños actuales), proponen leyes y el pueblo elige si las acepta o no. ¿Votaste tú en la ley SINDE? ¿En la reforma laboral? ¿En la subida de impuestos?

Vótales, pero atente a lo que votas.

Un saludo

Ragnarok

 

Anuncios