NACIDOS PARA MORIR

La vida puede ser muy bella, una constante de elecciones donde disfrutas en cada momento y en cada lugar de ella. Puedes hacer prácticamente lo que te plazca, ir donde quieras (dentro de unos márgenes) y comer lo que te apetezca y cuando se te antoje. Ahora bien, ¿y si esto no fuera así?

Imagínese que un día se despierta siendo un niño recién nacido. Esta completamente desnudo y desorientado. Se percata que esta rodeado de más personas que, como usted, no sabe dónde se encuentra ni cómo ha llegado ahí. La persona que os tuvo 9 meses en su vientre y posteriormente os concibió no está por ningún lado, forjando una angustia inusitada, temiendo que os tenéis que enfrentar a lo desconocido y al desasosiego de vuestros primeros días en total soledad.

Pasan algunos días, y entabláis relación con otros humanos, con los que compartís fila de celda. Apenas tenéis tiempo para salir a disfrutar del aire libre y del juego que un niño se supone que debe tener. Así que mantenéis la amistad con vuestro vecino a través de la voz, ya que el contacto visual se hace difícil entre las rejas de vuestra enmarañada “casa”. No tenéis espacio suficiente para adecuaros bien a vuestro hábitat, proporcionando la escoliosis y dolores con los que deberéis sobrevivir el resto de vuestros días.

La figura materna ya ha desaparecido de vuestro pensamiento, mitigando así el dolor de la perdida de vuestra desconocida familia. Todo el mundo tiene el derecho de estar con sus madres, pero usted no, usted ha sido puesto en ese lugar, separándole de su madre, antes incluso de conocerla. No sabe aún porque está ahí, ni que van a hacerle, pero ahí está, oyendo el tormentoso llanto de los demás, desesperándole cada día un poco más, empezando también usted a sollozar ante la falta de respuestas dadas a su absurda existencia.

Todo tiene su punto positivo, imagínese que ya es un adolescente, que puede corretear por cinco metros cuadrados, con cuidado de no torpedear a los demás compañeros que también comparten su estancia de diversión. Tampoco le falta la comida, de hecho, es lo que más hace, comer, se pasa el día así, pero no le preocupa, todos sus compañeros lo hacen, y, aunque cada vez le cueste más moverse, la deliciosa combinación de alimentos que le sirven le hacen sentirse bien. Le da felicidad el alimentarse, es lo único que prácticamente puede hacer, puede comer hasta hartarse y más, teniendo un cuerpo completamente amorfo e inútil para la edad que tiene.

Sus “cuidadores” deciden ponerle una inyección con un compuesto extraño, ya que ellos no lo califican de vacuna, entienden que para su edad no esta lo suficientemente grueso. “¿¡Apenas paro de sudar y no puedo moverme y creen que no estoy grueso!?” – Se pregunta, angustiado. Sabe que ese fármaco misterioso que ya ha sido testado con otros le hará ganar más masa, imposibilitándole realizar esas carreras de 5 metros que tanto disfruta.

Ya no tiene ganas de nada, ni de comer. Un buen día le introducen, por las rendijas de su “casa”, un tubo por la boca, pasando por el gaznate, hasta llegar al estómago. Ese tubo contiene el alimento que se niega a consumir, argumentando que esta demasiado lleno y deprimido como para seguir comiendo. Eso a ellos les da igual, parece que su único fin es tenerle vivo y sobrealimentado.

En su 18 cumpleaños tiene un regalo muy especial. Sus “cuidadores” deciden darle una vuelta por una “montaña rusa”, llena de subidas y bajadas de lo más emocionante. Tras muchas risas, todos hacinados y raudos decidís daros una vuelta más, confiando en que os han dicho que la nueva atracción es más divertida. Tan sumamente divertida es, que ve con pavor como unas cuchillas enormes cortan a su vecino de fila, mientras usted avanza involuntariamente hasta esa trampa mortal, mientras llora y sufre de forma atroz la agonía de su fin. “Me han dado casa y comida, ¿y ahora me matan?” piensa mientras se acerca a esas guadañas que desintegrará su esencia en un instante.

Nunca ha sabido que hacía ahí, ni por qué no le dejaban irse, tampoco por qué estaba encerrado, ni mucho menos por qué no paraban de cebarlo. Lo único que sabe es que ha muerto prematuramente, enfermo, encorvado, sin conocer a nadie de su familia, obligado de ir de allí para acá sin ningún sentido a su parecer.

Lo que ha tenido… ¿puede considerarlo vida?

Ahora deje de imaginar, y piense. Piense que millones de animales al año viven esta situación para saciar nuestra ansia de consumo cárnico, La historia descrita no ilustrar ni un ápice de lo que sufren estos seres. Seres vivos, animales, como usted y como yo, siendo vejados solo para ser nuestro alimento. Sin ninguna oportunidad de ser felices y libres. Siendo presos desde la cuna, por el delito de ser “animal comestible”.

Investigue lo qué come, de dónde procede y en cómo ha llegado a su plato. Verá que ni es necesario alimentarse de otro ser, ni que es justo para nadie.

Un Saludo

Ragnarok

Anuncios

APRENDE CÓMO HACER PANELES SOLARES

La bioconstrucción o arquitectura sostenible y las soluciones de energía limpia se están volviendo cada vez más importantes cuando imagina cómo quiere hacer su casa. Sin embargo, muchas de las soluciones inteligentes en esta área no son accesibles para la mayoría de la gente. A menudo son muy caras, difíciles de encontrar o muy difíciles de instalar en espacios pequeños.

Pensando en ello, la organización Gósol nace con el objetivo de democratizar los paneles solares en todo el mundo. Con este fin, desarrollaron y compartieron manuales de construcción de paneles solares térmicos que sean hechos sólo con materias primas locales.

“Nuestra misión es erradicar la pobreza energética y reducir al mínimo los daños del cambio climático a través de la tecnología de hágalo usted mismo, rompiendo las barreras de acceso a la energía solar”, dice el sitio web de la iniciativa.

Para dar continuidad al proyecto, crearon una compaña de crowfounding para poder llevar la iniciativa a un mayor número de usuarios, difundir información técnica y distribuir materiales para la construcción de paneles fotovoltaicos.

Existen distintas aplicaciones para estos paneles y pueden surgir nuevas en el futuro, las cuales desarrolladas por la empresa o la comunidad de usuarios se comparten en linea para poder mejorar continuamente el sistema.

En este pequeño vídeo se explica en detalle y si quieren ver los planos y aplicaciones no dejen de pasarse por gosol.org

LA CARA B DE NESTLÉ

Vivimos en una dualidad permanente en la que todo tiene un opuesto y, que en la mayoría de casos, si no investigamos no sabemos de que trata la parte negativa de algo. El tema de hoy, Nestlé, es quizás el que más cosas oscuras esconda a sus millones de usuarios.

Como si de una cinta comprada en una gasolinera una tarde de verano y reproducida en un coche pequeño, agobiante y sin aire acondicionado, Nestlé nos deja un reguero de desesperación en su “Cara B” particular. Al principio, todo es amabilidad y aplausos por nuestra parte, en esas primeras notas en las que la compañía, que mueve gran parte del negocio de leche, chocolate, agua y demás productos alimenticios. Seguimos consumiendo sus productos, vamos avanzando por el carril de la vida, mirando impasibles la carretera, tratando de no salirnos de ella ni un centímetro que enturbie la felicidad que se respira en el monoplaza con la comparsa de esas notas que tocan a su fin.

La máxima expresión de calor se aferra al coche, el agobio es incesante, la hora no avanza y los kilómetros apenas se superan, cuando toca poner la “Cara B”. La negación de la familia a lo desconocido es evidente, pero la madre, que algo había oído sobre la “Cara B” de Nestlé insiste en su reproducción. Gira la cinta y la inserta y, a continuación, suenan las notas reales de esta empresa:

1º Esclavitud Infantil: Muchas grandes empresas, como Inditex, son muestras vivas de esta atrocidad que denigra el mundo empresarial hasta puntos nauseabundos. Nestlé, lógicamente, como gran empresa, no iba a prescindir de este sistema que les ahorra costes y con él que se permite vender a la gente chocolates de “alta calidad” (así lo publicitan), por 1€.

2º Sequía California: Cuanto más dinero tiene una empresa más quiere. La codicia de los empresarios de Nestlé no tiene límites, incluso en el estado americano de California, que vive su peor crisis acuática en 10 años. La gente lo único que pide es un poco de “clemencia” en las puertas de la compañía, pero ellos, impasibles con su mayúsculo poder, prefieren acabar con toda el agua antes de perder unos pocos millones que, como la calderilla que se aferra en la chaqueta de invierno a invierno, les hace tanta falta.

3º Privatización del agua: En un mundo en el que ya nos cobran por 4 elementos naturales (tierra, madera, fuego y metales) la cosa tiene que ir a más, y cobrarnos por 5. Eso pretende Nestlé, que el 100% de los recursos sobre el agua sean un negocio, lógicamente, gestionado por ellos. Esto no es una conspiración, ya que el propio presidente de la compañía lo confirmó en una entrevista.

4º El cambio de leche: En 1970, Nestlé obligó a madres del 3º mundo a darles su leche en polvo en detrimento de la natural humana. Éste cambio tuvo consecuencias infames: Millones de niños perdieron (y siguen perdiendo) la vida por mal nutrición. Nestlé se defendió, alegando el mal uso que la gente les daba a su producto y que las instrucciones estaban bien claras. Obviamente pasaron por alto que no sabían leerlas. Actualmente, y aunque parezca increíble, aún sigue sucediendo.

5º Uso de transgénicos: Pese a que se dediquen a limpiar su imagen en este aspecto y decir que el uso de transgénicos no es beneficioso, Greenpeace añade en sus publicaciones de empresas que usan productos modificados genéticamente a Nestlé.

6º Contaminación de las aguas: En china la situación en referencia a la contaminación esta pasando a una oscuridad abrumadora. Evidentemente, Nestlé no iba a quedarse al margen en este tema en la que también aporta su granito de contaminación. Es más, según se dice, Nestlé aprovecha esa agua contaminada. Vamos que no tiran nada.

Como un resorte, el padre apagó la cinta, cansado de lo que oía, estaba triste, todos lo estaban, ya no había marcha atrás, sabían lo que sabían y comprendían que eso no era bueno para ellos. Desde ese momento, ya pudieron mirar alrededor en el camino, y ver, que la vida no solo tiene una vía, una única dirección de mirada, si no, que tenemos todo el campo abierto, para saber realmente lo que esta sucediendo.

Al llegar a su destino, ya era de noche, la fría noche de verano les trasladaba una sensación de bienestar, una sensación de conformidad difícil de igual, después de lo sufrido en su tortuoso viaje, No tiraron la cinta, se la entregaron a una persona del pueblo que, sentada sobre su silla, masticaba una barra de “kit-kat”. “escuche la cara B y ya verá como no comerá ese dulce nunca más”- le traslado la madre con una sonrisa.

COWSPIRACY

Hoy os quiero dejar un documental que a mi personalmente me ha marcado mucho.

“Las organizaciones ecologistas más importantes a nivel mundial están fracasando al encarar la fuerza destructiva más grande a la que se enfrenta hoy nuestro planeta. El documental sigue el estremecedor viaje, no exento de humor, de un esperanzado ecologista en su atrevida búsqueda de una auténtica solución para los problemas medioambientales más urgentes y del verdadero camino a la sostenibilidad.”

VER AQUÍ